Búsqueda personalizada

La Paciencia



LA PACIENCIA

¿Han oído de la mujer que le estaba orando a Dios, y le dijo, “Señor por favor dame paciencia, ¡y dámela ahorita!”?
¿Así se consigue la paciencia? Claro, todas sabemos que la paciencia se consigue con el tiempo y no en un momento, ¿verdad?

*A.¿Qué significa tener “paciencia”?
Durar un tiempo largo sin incomodarse o enojarse. Persistir en un labor sin quedarse vencido. Tolerancia con buena actitud. Sin quejar; calma

*B.¿Cuáles son algunas situaciones típicas que demandan una medida de paciencia?
HijosTrabajo que tiene que ser deshecho
Los vecinosEsperar largo tiempo por respuesta
FamiliaresGente que nos cae mal
Hablando de Cristo Mal tiempo, no se puede salir
EnfermedadCuando un aparato falla
Circunstancias difíciles Atrasos cuando hay prisa

*C. La Biblia nos habla mucho de la paciencia. Veamos unos versículos que se relacionan con la paciencia:

1).Romanos 5:3-4 “Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, carácter probado; y el carácter probado, esperanza.”
En la versión NVI dice, “Y no solo en esto, sino también en nuestros sufrimientos , porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia; la perseverancia, entereza de carácter; la entereza de carácter, esperanza.”
¿Qué es entereza de carácter? (cordura, tolerancia). Yo busqué esta palabra en el diccionario. Nos habla de ser completo; de la integridad; la perfección. En la Biblia de Las Américas, dice “carácter probado”. Nos está diciendo Pablo que la perseverancia, o la paciencia, nos completa, nos trae más cerca a la perfección. Nos está completando con integridad en nuestro carácter. Si es así, ¿no le debemos pedir a Dios que nos dé sufrimiento para que seamos pacientes y a la vez íntegras de carácter? Sí, sabemos que debemos, pero no es fácil hacerlo, ¿verdad?

2).Romanos 15:1-5 “Así que, nosotros los que somos fuertes, debemos sobrellevar las flaquezas de los débiles y no agradarnos a nosotros mismos. Cada uno de nosotros agrade a su prójimo en lo que es bueno para su edificación. PUES NI AUN CRISTO SE AGRADÓ A SÍ MISMO, ANTES BIEN, COMO ESTÁ ESCRITO: LOS VITUPERIOS DE LOS QUE TE INJURIABAN CAYERON SOBRE MI. Porque todo lo que fue escrito en tiempos pasados, para nuestra enseñanza se escribió, a fin de que por medio de la paciencia y del consuelo de las Escrituras tengamos esperanza. Y que el Dios de la paciencia y del consuelo os conceda tener el mismo sentir los unos para con los otros conforme a Cristo Jesús.”
¿Con quién debemos tener paciencia? ¿Aún cuando nos vuelven locas? Debemos agradar, no a mí misma, sino a los demás, los que me rodean, mis hermanos en Cristo. ¡Aunque me caen mal! ¡Aunque se portan mal conmigo! ¡Aunque no merecen mi paciencia!
¿Qué dicen los versículos acerca de la paciencia de Cristo? ¡Ni se agradó a sí mismo! ¿Ustedes creen que él QUERÍA morir en una cruz? ¿Quería sufrir? ¿Quería que le escupieran, que le azotaran, que se rieran de Él?
¡Claro que no! Pero, ¿qué dice? Porque ni aun Cristo se agradó a sí mismo. Él sabía que tenía que sufrir para salvarnos, y aunque sabía que era algo terrible, más terrible de lo que podemos imaginar, lo hizo por nosotras.
¿Y qué dice el versículo 5? ¿Qué tipo de paciencia debemos tener? Lo mismo que tuvo Cristo Jesús. Es un reto muy grande para nosotras. Yo sé que es para mí, y estoy segura que para cada una de ustedes también.

3). Gálatas 5:22-23 “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio propio; contra tales cosas no hay ley.”
No dice “los frutos”. Dice “el fruto”. Si estamos viviendo como debemos como cristianas, vamos a tener este fruto en nuestras vidas. ¿Cómo obtenemos este fruto?

*a.Vean el versículo 16 – “andad en el Espíritu”. Si andamos en el Espíritu, tendremos el fruto del Espíritu. Es lógico. Cuando caminamos con alguien muy de cerca, comenzamos a ser como esa persona. Así debe ser. Cuando caminamos de cerca con el Espíritu Santo, agradeciéndole en todo, dejando que él controle nuestras vidas, vamos a ser más y más como él todos los días.

*b.Versículo 18 – “Guiados por el Espíritu” – Él sí nos guía cada día si solo se lo pedimos.

*c.No practicar las cosas que se encuentran en los versículos 19-21. Leamos estos versículos.

*d.Versículo 24 – “Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos” Si eres de Cristo, si ya le has aceptado, ya has echado fuera las pasiones y los deseos pecaminosos. Ya quieres ser como Cristo.

*e.Versículo 25 – “Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.”

*f.Y eso nos lleva otra vez a los versículos 22 y 23. Leamos estos dos versículos otra vez juntas. Pidamos al Señor cada día que se vea esta fruta en nuestras vidas cotidianas.

4).Efesios 4:1-2 “Yo, pues, prisionero del Señor, os ruego que viváis de una manera digna de la vocación con que habéis sido llamados, con toda humildad y mansedumbre, con paciencia, soportándoos unos a otros en amor.”
Aquí está diciendo casi lo mismo de Romanos 15:1-5, ¿verdad? Si ya hemos aceptado a Cristo, ya tenemos otra vocación de la que teníamos antes. Ahora somos de Cristo, somos nuevas criaturas. Hemos dejado atrás el pecado. Ahora DEBEMOS vivir una vida diferente. No dice que debemos aguantar unos a otros, sino que con HUMILDAD y MANSEDUMBRE soportándoos con PACIENCIA nuestros hermanos en Cristo. No dice que siempre es fácil. Sabemos que no siempre lo es. Pero es nuestra obligación como hijas de Dios, vivir con paciencia las unas con las otras. Tal vez tu tienes problemas con alguien o en la iglesia, o en tu casa, o en tu trabajo. Debes escribir este versículo en un papelito, memorizarlo y pedir al Señor que te ayude cada día a vivir con paciencia. Si lo haces, él te ayudará a hacerlo.

5).Hebreos 10:36. “Porque tenéis necesidad de paciencia, para que cuando hayáis hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa.”
En el NVI dice, “Ustedes necesitan perseverar para que, después de haber cumplido la voluntad de Dios, reciban lo que Él ha prometido.”
Aquí está hablando de tener paciencia o tener aguante ante las circunstancias adversas. Tenemos que aguantar circunstancias difíciles en esta vida, pero Dios va a cumplir para nosotros lo que nos prometió. Vean el versículo 37 “el que ha de venir vendrá.” Pronto viene Cristo para nosotras sus hijas. Cuando él venga, lo que hemos sufrido aquí va a parecer como nada, como un segundo en tiempo. Tenemos la esperanza de que él sí va a venir, pero mientras tanto, tenemos que tener paciencia y descansar en Cristo y sus promesas en la Biblia. A veces no es fácil, pero con la ayuda de Dios nuestro Padre, lo podemos hacer.

6). 1 Tesalonicenses 5:14 “Y os exhortamos, hermanos, a que amonestéis a los indisciplinados, animéis a los desalentados, sostengáis a los débiles y seáis pacientes con todos.”
Otra vez nos está recordando Pablo que tenemos que ser pacientes unos con otros. Debemos amonestar a los indisciplinados u ociosos – a los flojos – animar a los desalentados, los desanimados, sostener a los débiles, pero tener paciencia con ¿quiénes? Con TODOS! Esto incluye a los indisciplinados, a los desalentados, a los débiles, y a los fuertes, y a los niños, y a los esposos, y a los ancianos, y a los que nos molestan, y a los que no aguantamos, ¡a TODOS! Fácil de decir, difícil de hacer, ¿verdad?

7).Ahora veamos un versículo que habla de la paciencia de DIOS.
2 Pedro 3:9 “El Señor no se tarda en cumplir su promesa, según algunos entienden la tardanza, sino que es paciente para con vosotros, no queriendo que nadie perezca, sino que todos vengan al arrepentimiento.”
Dios no quiere que NADIE perezca en el infierno. Quiere que todos se arrepientan, pero ha dejado a nosotros la tarea de hablar a los a nuestro alrededor. Tiene paciencia Dios con nosotros, LOS CRISTIANOS, para que no perdamos tiempo en hablar con nuestros vecinos, amigos y parientes de Cristo. Entonces tenemos una tarea grande, una responsabilidad grande de compartir las noticias buenas acerca de Jesucristo con los demás del mundo. Es una responsabilidad grande y hay que trabajar duro.

8).Un pasaje más: Santiago 5:7-8. “Por tanto, hermanos, sed pacientes hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador espera el fruto precioso de la tierra, siendo paciente en ello hasta que recibe la lluvia temprana y la tardía. Sed también vosotros pacientes; fortaleced vuestros corazones, porque la venida del Señor está cerca.”
El versículo 8 en el NVI dice así: “Así también ustedes, manténganse firmes y aguarden con paciencia la venida del Señor, que ya se acerca.”
Cristo pronto viene. Ahora que mi esposo está en el cielo, estoy mucho más impaciente esperando ese día cuando Jesucristo regrese por su iglesia. Pero dice Dios por medio de Santiago, que debemos mantenernos firmes y tener paciencia. Y mientras esperamos, debemos vivir una vida ejemplar, llenos del Espíritu, llenos del fruto del Espíritu. ¿Cuál es el fruto del Espíritu, recuerdan? Amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, mansedumbre, y templanza.
¿Sí conocen esa canción del fruto del Espíritu? Es el número 265 en su himnario “Celebremos su gloria”. “El fruto del Espíritu es amor, gozo, y paz; el fruto es paciencia, benignidad, bondad y fe. El fruto del Espíritu es mansedumbre y templanza. Vivamos por el Espíritu, y andemos siempre en Él.”

*D.¿Hay ocasiones en las cuales NO debemos ser pacientes?

1.Cuando vemos que alguien está difamando, calumniando o destruyendo a otra persona, tenemos que tomar acción. ¿Cómo? Ustedes compartir cómo debemos actuar cuando esto pasa.

2.Cuando nos vemos muy pasivos en cuanto a evangelizar a otros, debemos cambiar de actitud y levantarnos para hablar de Cristo.

3.No debemos tener paciencia con la maldad en nuestra propia vida.

4.La violación de la justicia no demanda paciencia, sino acción.

*E.¿Pueden pensar en algunas acciones o actitudes que nos puedan ayudar a ser más pacientes?

1.Deja un margen de tiempo extra para trabajos para que no seas frustrada si te lleva tiempo extra para completarlo.

2.Siempre lleva contigo algo para leer por si tienes que esperar. O usa el tiempo para orar o repasar textos de memoria.

3.Cuando sientes la tentación de no acabar con un trabajo que empezaste, descansa para reanudar después, dividiendo el trabajo en secciones más pequeños.

4.Si una amiga o un amigo te ha fallado y te impacientas, recuerda que tu también has tenido tus ocasiones de fallar.

5.Cuando vas a viajar, toma en cuenta que puede haber retrasos, y sal más temprano para no llegar agitado.

6.Analiza cuál es la cosa que te impacienta. Entonces decide cambiar tu actitud y aceptar tus circunstancias de la mano de Dios para tu bien.

7.Comprende que las pruebas y tribulaciones que enfrentas son el camino a la paciencia. Acéptalas como amigas que te ayudan a aprender y a madurar.

8.Dá gracias a Dios por la prueba de paciencia que él ha permitido en tu vida.

9.Cuando no tienes paciencia o no quieres seguir adelante, habla con Dios de lo que te molesta y pide su ayuda para estar firme y paciente.

10.Cuidado de no juzgar la falta de paciencia en otra persona. Tal vez no entiendas todas las luchas que él o ella está pasando en estos momentos. Ora por él o ella y anímale. Para mí esto es un punto tan importante. Voy a repetirlo. Tengamos paciencia unos con otros. Estamos creciendo, pero no hemos llegado todavía. ¿O hay alguien aquí que ya llegó a la perfección? Creo que no, ¿verdad?

11.Cuando has caído en la impaciencia, admite tu pecado y pide perdón a Dios y a otros por tu actitud y acción negativa.
Hay muchísimo más que podríamos decir acerca de la paciencia, pero con solo este poquito, ya tenemos mucho que hacer en cambiar nuestras actitudes y tener la paciencia que Dios quiere de nosotros. Pidámosle cada día que nos ayude, en las cosas grandes y en las cosas pequeñas de tener el fruto del Espíritu en nuestras vidas.

FUENTE: obrerofiel.com

No hay comentarios:

Términos de Uso:

Si le gusto el material que ofrecemos, solicitamos su colaboración a los artistas o cantantes comprando su material y/o asistiendo a sus conciertos.Esta prohibida la venta u obtención de ganancias mediante estos cd´s. Son solo de uso doméstico. Agradecimientos a: links-cristianos.info -DiscosCristianos.com -d´cristo.net –

Diseño:

Copiright © Derechos reservados 2008 Blog Creado por: Jaquelina Talerico